Bares curiosos en New Town, Edimburgo

Aunque hay multitud de sitios en Edimburgo donde poder ir a tomar una cerveza, os incluyo 3 de mis favoritos que se encuentran en New Town.

THE QUEENS ARMS

Es un pub que se encuentra en el 49 de Frederick Street (relativamente cerca de Princes Street), es un sitio bonito y acogedor donde se pueden encontrar multitud de botellas pegadas al techo en la parte del comedor.

queens-arms-edinburgh-(by-janice-macgregor)

Fuente: http://www.spottedbylocals.com/edinburgh/queens-arms/

Thequeenarms

Tiene una decoración antigua con multitud de libros y una chimenea, que hacen del lugar un sitio singular. También tiene una pequeña terraza para los escasos días soleados o para fumar. Los precios son como en cualquier otro sitio de la ciudad.

5

JEKYLL & HYDE

Este pub se encuentra en el 112 de Hanover Street (también cerca de Princes Street). Antes de nada, comentar que la mayoría de la gente debe de mostrar el pasaporte para acceder al bar, ya que no les es suficiente con mostrar el DNI.

jekyllandhydes-450footer

El lugar está ambientado en la conocida historia de Dr Jekyll and Mr Hyde, es siniestro y original al mismo tiempo. Lo más curioso del pub es que los baños se encuentran escondidos tras las estanterías, por lo que habrá que buscarlos con tiempo suficiente a que no se pueda aguantar más.

jekyllandhydes-i1-vert

Fuente: http://www.undiscoveredscotland.co.uk/edinburgh/pubguide/jekyllandhyde.html

THE VOODOO ROOMS

Es un bar precioso en el centro de Edimburgo, aunque un poco escondido, eso si. Para acceder a él se entra por un callejón, os dejo el enlace con la localización exacta (https://plus.google.com/local/Edinburgh/s/The%20Voodoo%20Rooms?gl=es&hl=es).

Subiendo las escaleras se puede encontrar a mano derecha una sala con un ambiente más informal, sin embargo es preferible seguir subiendo para encontrar la sala principal, con sofás negros en forma circular y grandes cristaleras, desde donde se puede observar un patio interior lleno de plantas y árboles.

En el lugar se celebran gran variedad eventos, los cuales pueden consultarse en su página web o en las redes sociales. http://www.thevoodoorooms.com/

05_main-bar-05-800

Ver Edimburgo en dos días

El centro de Edimburgo es pequeño, con lo que en un par de días se puede visitar lo más relevante de la ciudad.

Si dispones de poco tiempo, aquí propongo que realices un recorrido por los lugares más famosos, dedicando un día a la parte antigua (Old Town) y otro a la parte nueva (New Town).

PRIMER DÍA

– El primer destino sería Royal Mile. Dar un paseo por esta calle desde el centro de la misma hasta la explanada del castillo.

Hay muchas opiniones acerca de la visita al castillo de Edimburgo, a unos les gusta, a otros no, a mi personalmente me gustó el castillo y sobretodo las vistas que se pueden contemplar desde él, sin embargo el precio de entrada (unas 14 libras) parece no justificar la visita. Se visite o no el castillo, merece la pena llegar hasta la explanada que hay frente a él, ya que es un referente de la ciudad y todos los días a la 1 en punto tiran un cañonazo desde allí.

Fuente: www.edimburgo.it

– A las 11:00 comienza uno de los tour por la ciudad, con la compañía NewEurope el cual sale desde el centro de la Royal Mile. (Recomiendo llegar sobre las 10:30, ya que en ocasiones se llena y tienes que esperar hasta el día siguiente)

Acompañados por un guía, podréis visitar más en profundidad esta calle, los alrededores del castillo, Grassmarket, Cowgate, el cementerio de Greyfriars, Victoria Street y Princes Gardens.

El tour suele terminar sobre las 14:30 – 15:00, con lo que volver a la Royal Mile a comer sería lo ideal.

– Después de comer, la siesta sería sin duda la mejor opción, si, pero si paras a descansar a mitad de día no te dará tiempo a ver casi nada, ya que la mayoría de los sitios cierra en torno a las 5:30 de la tarde, con lo cual, intenta vencer al sueño y comienza a visitar la Royal Mile hacia abajo. Durante el paseo podeis encontrar 4 lugares muy interesantes que además son gratis.

Museo de la Infancia (Museum od Childhood)

Museum of Childhood
Lugar en el que podemos encontrar juegos y juguetes de épocas pasadas.
Museo de la historia de las personas (People’s Story Museum)

Se puede encontrar enseguida, debido a que el reloj que sobresale de la casa, hace desviar enseguida la mirada de todos los turistas. Es una edificio muy antiguo con 3 o 4 plantas y en casa una de ellas hay montajes con personas, en diferentes escenarios, trabajos, épocas…

Frente a éste, podemos encontrar el Museo de Edimburgo, donde hay objetos antiguos de gran valor como cuberterías, muebles, armas…

Bajando un poco más esta:

El cementerio de Canongate

En él, se encuentra enterrado Adam Smith

– Al final de la Royal Mile encontrareis en primer lugar el parlamento, un edificio muy moderno que parece romper completamente con la arquitectura tradicional de Edimburgo.

Frente a él, se encuentra el Palacio de Holyroodhouse, residencia oficial de la Reina en Escocia. El palacio y el castillo, son los lugares más visitados de Edimburgo.

Tiene un coste de unas 10 libras, se puede visitar tanto el palacio, como los jardines que rodean al mismo.

A la derecha del castillo, se encuentra Holyrood Park, se puede subir, por uno de sus múltiples senderos, hasta arriba (dependiendo del clima), donde se verán unas vistas espectaculares de todo Edimburgo. Arthur’s Seat  (“El asiento de Arturo”) es el pico principal de un grupo de colinas que forman la mayor parte de Holyrood Park.

Cenar en Grassmarket y tomar una pinta en cualquiera de los pubs que encontréis por esa zona haría finalizar el día de la mejor manera.

SEGUNDO DÍA

– En el segundo día, se descubrirá el New Town, por lo que se debe llegar hasta Princes Street, corazón del comercio en Edimburgo. Como se estará lleno de energía a esas horas, lo recomendable sería comenzar por visitar Carlton Hill, un parque que se encuentra a lo alto de una colina, al final de esta calle. Aquí también se pueden contemplar unas impresionantes vistas de la ciudad, además de diferentes monumentos como puedes ser: el antiguo observatorio, el nuevo observatorio, una torre en forma de telescopio en honor al almirante Nelson, un inacabado templo griego…

Una vez visto esto, se puede dar un paseo por Princes Street, donde se pueden encontrar los almacenes más antiguos de la ciudad, Jenners. Un edificio muy bonito situado en el centro de la calle, el cual merece la pena visitar.

Al otro lado de la calle encontraréis Princes Street Gardens, allí encontraréis el famoso monumento de Walter Scott o Monumento de Escocia. (Se puede subir a el pagando).

En mitad de los jardines encontraréis la Galería Nacional de Escocia, la cual, está llena de grandes obras de arte que ,sin duda, merece la pena visitar, sobretodo porque la entrada es gratuita.

Continuando por la otra parte de los jardines, que estarán separados por una carretera, llegaremos a la Fuente de Ross, donde se pueden tomar unas magníficas fotos con el castillo de fondo.

Como  supongo que ya tendréis hambre, un sitio bueno, bonito y barato para comer y que encima está muy cerca, sería el Standing order,situado en 62-66 de George Street, justo una calle paralela a Princes.

El lugar, fue antiguamente un banco, y todavía se puede encontrar él, la puerta de la caja fuerte. Es muy amplio, dispone de varias salas y mantiene una decoración clásica que le hace distinguirse.  Es un lugar barato, con una amplia oferta de comida. Como en muchos bares de la ciudad la comida se debe pedir en la barra y en pocos minutos tendrás tu comida en la mesa.

(Recomiendo la hamburguesa + bebida por 4 libras)

Para terminar con el segundo día en Edimburgo podemos elegir entre visitar el Jardín Botánicoel cual se encuentra a unos 15-20 minutos caminando desde aquí. Es muy grande y merece la pena ser visitado durante los meses de primavera y verano, sobretodo cuando el clima lo permite.

Otra buena opción, sería terminar la experiencia en el Museo Nacional de Escocia, famoso por albergar a la Oveja Dolly. El Museo está situado en un edificio precioso en el Old Town y dispone de varias plantas con infinitas salas, dedicado a la historia del país, desde los orígenes hasta hoy y a diferentes países del mundo. Es un lugar perfecto para ir con niños, ya que estos pueden interactuar con los objetos.

Ambos lugares son gratuitos.