Adaptadores en Gran Bretaña

Como ya sabréis, en Gran Bretaña los enchufes son diferentes, con lo que deberéis tener en cuenta el traer o comprar un adaptador como el siguiente.

Si llegas a Edimburgo sin adaptador, puedes encontrarlos en muchos lugares y a muy bajo precio (Desde 1 libra) . Quizá los lugares más baratos son Poundland (tiendas en las que todo cuesta 1 pound) y Poundstretcher también muy asequibles.

En los siguientes links se pueden encontrar mapas con cada una de estas tiendas

Poundstretcher

Poundland

Snapfax

Si eres o vas a ser estudiante aquí, te interesará saber que hay una tarjeta con la que conseguirás descuentos en muchos lugares de la ciudad como peluquerías, bares, restaurantes, tiendas de ropa, de cosmética, ópticas e incluso autoescuelas.

Esta tarjeta tiene un coste de 3 libras, aunque se puede conseguir de manera gratuita si perteneces a alguna universidad, college o residencia de estudiantes.

Se pueden adquirir en lo lugares promocionados, los cuales están identificados con una bandera fuera del establecimiento con el logotipo de la tarjeta. También se puede solicitar en la siguiente página web. www.megadeals.uk.com.

Debe presentarse la tarjeta de estudiante junto a esta tarjeta firmada, para que el establecimiento pueda aplicar el descuento.

 

El cardo, símbolo nacional de Escocia

¿Porqué una planta tan simple y poco agraciada llega a ser símbolo nacional?

Según la leyenda que durante una noche que un grupo de combatientes escoceses dormían, unos vikingos quisieron atacarlos sigilosamente, con lo que se quitaron los zapatos para no hacer ruido y entonces uno de ellos pisó un cardo con los pies descalzos, lo que le hizo gritar y con ese grito los escoceses despertaron y contraatacaron.

Desde entonces el “Cardo guardián”, es el símbolo de Escocia.

Barrita Mars frita

Siguiendo la tradición de comida insana, muy alejada de la dieta mediterránea, nos encontramos un… no se exactamente como describirlo, con que lo llamaré “No alimento”. La barrita de chocolate de Mars frita !

(Barra Mars= 441 kcal – Barra Mars Frita… más o menos las calorías que se necesitan en un día)

Esta barrita se puede encontrar en algunos de los Fish and Chips que hay en la ciudad. Suele haber un cartel en la puerta con esta novedad.

El modo de preparación es idéntico al del pescado y las patatas. Se mete en una masa hecha con mantequilla y de ahí a la freidora (habitualmente en el mismo aceite que el pescado y las patatas).

Ahora la única elección que queda es si acompañarla de helado o de patatas.

Baile típico escocés

Una gran tradición que conservan con orgullo los escoceses son las Ceilidhs (se pronuncia Queilis). Es una fiesta, donde se baila música típica escocesa, en la que al comienzo de cada baile, los músicos explican los pasos se deben seguir.

Se suele ir cambiando de compañero de baile frecuentemente, para que todo el mundo se mezcle y se conozca, ya que suele haber gente de todas las edades.

Son bailes muy divertidos y sencillos de bailar que se realizan habitualmente en reuniones sociales, como bodas o fiestas nacionales. Frecuentemente se celebran estos bailes tanto en Edimburgo como en Glasgow y es una buena oportunidad de conocer más la cultura escocesa.

Imprescindible: Zapatos muy cómodos.

Otros platos del país

Generalmente, aunque Edimburgo sea una ciudad muy turística, en los hoteles, bares y restaurantes, los trabajadores no hablan otro idioma diferente al inglés, y tampoco suele encontrarse una carta en otro idioma

Algunas de las comidas típicas que podemos encontrar en la mayoría de los bares y restaurantes son las siguientes

El famoso Fish and Chips, que suele ser pescadilla (Haddock) o bacalao (Cod)

El Desayuno Típico Escocés, compuesto por huevos, beicon, salchicha, tostada con mantequilla, judías, black pudding (embutido hecho con sangre),  sliced sausage (es como una salchicha con forma cuadrara, hecha con carne de cerdo o de ternera) y tattie scone o potato scones (es como una torta hecha con masa de patatas o nabo), medio tomate asado, champiñones, y ocasionalmente, también se pueden poner haggies. Todo esto, acompañado de té o café

Patatas asadas, Baked Potato o Jacket Potato

Las más típicas son las rellenas de judías

Jacket potato with baked beans

O con atún y mayonesa

Jacket potato with tuna and mayo

Pastel de ternera – Steak and ale pie

Salchichas con puré de patatas – Sausages with Mash

Cranachan, es un postre típico escocés hecho con avena, nata, whisky y frambuesas

Con todos estos platos, y las palabras. Bill = Cuenta / Factura, ya se puede desenvolver uno mejor en un restaurante.

Plato típico escoces – Haggis

Antes de todo, decir que Escocia no se distingue precisamente por su buena cocina, ni mucho menos por una alimentación sana. Las celebraciones aquí, no se centran principalmente en una buena comida con familiares y/o amigos, como ocurre en muchos lugares, ya que no hay costumbre de ello. Y los platos más famosos no tienen una gran elaboración ni se salen de una comida corriente.

Hay que pensar, que el clima no les ha permitido obtener buenos alimentos del campo, la mayoría de las frutas y hortalizas son pequeñas y sin mucho sabor, debido a la falta de sol. Y las patatas se convirtieron en la principal fuente de alimentación.

Pero ¿Cuál es el plato nacional en Escocia?

El plato más famoso que podemos encontrar aquí son sin duda los Haggis.

Los Haggis, se suelen elaborar normalmente a base de asaduras de cordero u oveja (pulmón, hígado y corazón) mezcladas con cebollas, harina de avena, hierbas y especias, todo ello embutido dentro de una bolsa hecha del estómago del animal y cocido durante varias horas.

Se suele servir con puré de patata y puré de nabo. Todo ello en conjunto recibe el nombre de “Haggis tatties and neeps”.

Este plato se consume especialmente durante la cena del 25 de enero, celebración del nacimiento de Robert Burns, figura significativa en la historia y cultura escocesa. Es considerado el poeta nacional de Escocia.

Muchos de sus poemas hacían comentarios sociales y políticos, pero lo que de verdad le hizo famoso fue que era un poeta pobre de 1759, que hacía poemas sobre cosas de la vida diaria para personas corrientes. E hizo un poema especialmente dedicado a los Haggis, de ahí que ese día se cene ese plato.

Para la Noche de Burns se suele hacer una ceremonia especial que podéis ver en el siguiente vídeo.

También, escribió una canción que le hizo famoso, la cual se ha trasladado a cientos de diferentes idiomas y suele escucharse para año nuevo.

AULD LANG SYNE

El clima de Edimburgo

El gran dilema del país. EL CLIMA, para algunos lo peor que se puede encontrar aquí, el inconveniente diario, para otros el clima es lo que identifica a Escocia y le hace tener este encanto.

Escocia, es en general un lugar donde frecuentemente hay nubes y lluvias, sobretodo en los meses de primavera y verano.

Durante el invierno el clima es frio, pero sin llegar a ser extremo (generalmente superior a cero grados) y las nieves son poco comunes en Edimburgo, debido a que está al nivel del mar. Hay en ocasiones un fuerte viento que hace incrementar la sensación térmica, que se ve agravada cuando además de estar en invierno, hace viento y se pone a llover.

Por lo que la mejor recomendación es llevar un abrigo que no permita pasar el agua y lleve capucha. Evitar llevar paraguas, ya que con el fuerte viento que hace en ocasiones, los paraguas terminan rotos.

Aunque esté nublado a menudo, no llueve todos los días, lo que pasa que el tiempo es muy cambiante y puede hacer las cuatro estaciones en un solo día.

En lo relativo a la luz del sol, el invierno es un periodo en el que hay pocas horas de luz, alcanzando el mínimo de horas en diciembre/enero, donde suele amanecer a las 8.45 y anochecer sobre las 15.30. Esto es al contrario en verano, donde hay muy pocas horas de oscuridad, amaneciendo a las 4.30 de la mañana y anocheciendo a las 22.00.

Aquí podéis encontrar un enlace con la hora de salida y puesta de sol de cada día del año.

Ver Edimburgo en dos días

El centro de Edimburgo es pequeño, con lo que en un par de días se puede visitar lo más relevante de la ciudad.

Si dispones de poco tiempo, aquí propongo que realices un recorrido por los lugares más famosos, dedicando un día a la parte antigua (Old Town) y otro a la parte nueva (New Town).

PRIMER DÍA

– El primer destino sería Royal Mile. Dar un paseo por esta calle desde el centro de la misma hasta la explanada del castillo.

Hay muchas opiniones acerca de la visita al castillo de Edimburgo, a unos les gusta, a otros no, a mi personalmente me gustó el castillo y sobretodo las vistas que se pueden contemplar desde él, sin embargo el precio de entrada (unas 14 libras) parece no justificar la visita. Se visite o no el castillo, merece la pena llegar hasta la explanada que hay frente a él, ya que es un referente de la ciudad y todos los días a la 1 en punto tiran un cañonazo desde allí.

Fuente: www.edimburgo.it

– A las 11:00 comienza uno de los tour por la ciudad, con la compañía NewEurope el cual sale desde el centro de la Royal Mile. (Recomiendo llegar sobre las 10:30, ya que en ocasiones se llena y tienes que esperar hasta el día siguiente)

Acompañados por un guía, podréis visitar más en profundidad esta calle, los alrededores del castillo, Grassmarket, Cowgate, el cementerio de Greyfriars, Victoria Street y Princes Gardens.

El tour suele terminar sobre las 14:30 – 15:00, con lo que volver a la Royal Mile a comer sería lo ideal.

– Después de comer, la siesta sería sin duda la mejor opción, si, pero si paras a descansar a mitad de día no te dará tiempo a ver casi nada, ya que la mayoría de los sitios cierra en torno a las 5:30 de la tarde, con lo cual, intenta vencer al sueño y comienza a visitar la Royal Mile hacia abajo. Durante el paseo podeis encontrar 4 lugares muy interesantes que además son gratis.

Museo de la Infancia (Museum od Childhood)

Museum of Childhood
Lugar en el que podemos encontrar juegos y juguetes de épocas pasadas.
Museo de la historia de las personas (People’s Story Museum)

Se puede encontrar enseguida, debido a que el reloj que sobresale de la casa, hace desviar enseguida la mirada de todos los turistas. Es una edificio muy antiguo con 3 o 4 plantas y en casa una de ellas hay montajes con personas, en diferentes escenarios, trabajos, épocas…

Frente a éste, podemos encontrar el Museo de Edimburgo, donde hay objetos antiguos de gran valor como cuberterías, muebles, armas…

Bajando un poco más esta:

El cementerio de Canongate

En él, se encuentra enterrado Adam Smith

– Al final de la Royal Mile encontrareis en primer lugar el parlamento, un edificio muy moderno que parece romper completamente con la arquitectura tradicional de Edimburgo.

Frente a él, se encuentra el Palacio de Holyroodhouse, residencia oficial de la Reina en Escocia. El palacio y el castillo, son los lugares más visitados de Edimburgo.

Tiene un coste de unas 10 libras, se puede visitar tanto el palacio, como los jardines que rodean al mismo.

A la derecha del castillo, se encuentra Holyrood Park, se puede subir, por uno de sus múltiples senderos, hasta arriba (dependiendo del clima), donde se verán unas vistas espectaculares de todo Edimburgo. Arthur’s Seat  (“El asiento de Arturo”) es el pico principal de un grupo de colinas que forman la mayor parte de Holyrood Park.

Cenar en Grassmarket y tomar una pinta en cualquiera de los pubs que encontréis por esa zona haría finalizar el día de la mejor manera.

SEGUNDO DÍA

– En el segundo día, se descubrirá el New Town, por lo que se debe llegar hasta Princes Street, corazón del comercio en Edimburgo. Como se estará lleno de energía a esas horas, lo recomendable sería comenzar por visitar Carlton Hill, un parque que se encuentra a lo alto de una colina, al final de esta calle. Aquí también se pueden contemplar unas impresionantes vistas de la ciudad, además de diferentes monumentos como puedes ser: el antiguo observatorio, el nuevo observatorio, una torre en forma de telescopio en honor al almirante Nelson, un inacabado templo griego…

Una vez visto esto, se puede dar un paseo por Princes Street, donde se pueden encontrar los almacenes más antiguos de la ciudad, Jenners. Un edificio muy bonito situado en el centro de la calle, el cual merece la pena visitar.

Al otro lado de la calle encontraréis Princes Street Gardens, allí encontraréis el famoso monumento de Walter Scott o Monumento de Escocia. (Se puede subir a el pagando).

En mitad de los jardines encontraréis la Galería Nacional de Escocia, la cual, está llena de grandes obras de arte que ,sin duda, merece la pena visitar, sobretodo porque la entrada es gratuita.

Continuando por la otra parte de los jardines, que estarán separados por una carretera, llegaremos a la Fuente de Ross, donde se pueden tomar unas magníficas fotos con el castillo de fondo.

Como  supongo que ya tendréis hambre, un sitio bueno, bonito y barato para comer y que encima está muy cerca, sería el Standing order,situado en 62-66 de George Street, justo una calle paralela a Princes.

El lugar, fue antiguamente un banco, y todavía se puede encontrar él, la puerta de la caja fuerte. Es muy amplio, dispone de varias salas y mantiene una decoración clásica que le hace distinguirse.  Es un lugar barato, con una amplia oferta de comida. Como en muchos bares de la ciudad la comida se debe pedir en la barra y en pocos minutos tendrás tu comida en la mesa.

(Recomiendo la hamburguesa + bebida por 4 libras)

Para terminar con el segundo día en Edimburgo podemos elegir entre visitar el Jardín Botánicoel cual se encuentra a unos 15-20 minutos caminando desde aquí. Es muy grande y merece la pena ser visitado durante los meses de primavera y verano, sobretodo cuando el clima lo permite.

Otra buena opción, sería terminar la experiencia en el Museo Nacional de Escocia, famoso por albergar a la Oveja Dolly. El Museo está situado en un edificio precioso en el Old Town y dispone de varias plantas con infinitas salas, dedicado a la historia del país, desde los orígenes hasta hoy y a diferentes países del mundo. Es un lugar perfecto para ir con niños, ya que estos pueden interactuar con los objetos.

Ambos lugares son gratuitos.

Tours Edimburgo

La parte antigua de Edimburgo u Old Town, es un lugar con encanto que parece haberse parado en el tiempo. Las calles, las casas, los callejones… envuelve a la cuidad de un cierto encanto diferente a otras muchas ciudades.

La historia cuenta numerosos misterios sobre Edimburgo, las cuales no desvelaré en este blog, ya que multitud de tours en la ciudad lo hacen diariamente, y sin duda, es la mejor opción para entender lo sucedido en diferentes puntos de la ciudad siglos atrás.

En primer lugar, está lo que se llama “Free tour” o tour gratis, que se organiza diariamente para hacer un recorrido de día por la parte antigua de la ciudad (que no es gratis), se suelen concentrar a diferentes horas del día en la Royal Mile (esto es la calle principal del Old Town que une el Castillo con el Palacio de la Reina y cuya distancia es aproximadamente una milla). El primero sale sobre las 11 de la mañana, así que es mejor estar un poco antes. Allí hacen dos grupos (español – inglés). El recorrido dura aproximadamente unas 3 o 3 horas y media, en el que un guía va contando anécdotas sobre la historia de Edimburgo, al final cada uno valora lo que le ha parecido el tour y le da el dinero que considere. En la mayoría de las ocasiones los guías están muy preparados para hacer reír e interesar al turista, con el consecuente incremento en la propina final. Los guías se ganan el dinero, pero hay que pensar también que en ciertas ocasiones te sientes un poco presionado en dar más dinero y que el dinero no es en euros, sino en libras, con lo que el valor es mayor.

Una de las principales compañías en organizar tours en español es New Edinburgh Tours, donde además del tour diario para visitar el centro, se puede realizar el “Ghost tour” o tour de los fantasmas o un tour para conocer la vida nocturna de Edimburgo, visitando la zona principal de pubs, estos dos últimos tienen una tarifa fija.

Otra manera de conocer la ciudad, es mediante los autobuses turísticos que pueden encontrarse en Waverley Bridge, los cuales están disponibles también en español. Las entradas de este tipo de tours se pueden encontrar junto a los mismos autobuses (en la esquina de Waverley Bridge con Princes Street, pero dentro de los jardines), y es un recorrido por los lugares más relevantes de la ciudad, hay tres diferentes que se identifican por el color del autobús. Puedes encontrar más información sobre estos autobuses aquí.

Este tipo de tour es recomendable para familias con niños o personas con movilidad reducida, pero el centro de Edimburgo es pequeño, y el encanto del mismo se encuentra mediante el paseo por centro.

Otra empresa que realiza tours por Edimburgo y Escocia en español es “Viajar por Escocia”, la oficina se puede encontrar en una bocacalle de la Royal Mile, se identifica rápidamente gracias a un cartel con el nombre de la empresa y la bandera de España.

Además de estos tours hay diariamente muchos más que pueden encontrarse  a lo largo de la Royal Mile, una vez allí puedes elegir el que más se adecue a tus necesidades y sobretodo comparar los precios!